Propiciamos la acciónTe ayudamos a ascender y crecerFomentamos el trabajo en equipo

Propiciamos la acción

Entrenamos a nuestros clientes con distintas estrategias y métodos para la Alta Efectividad Personal y Organizacional, a través de las miradas integradas del Coaching, el Management, el Kaizen y las distintas nuevas tendencias en Liderazgo y Conducción de Equipos.

Read More

Te ayudamos a ascender y crecer

Con dieciocho años de experiencia en el trabajo con distintas empresas nacionales y multinacionales, propiciamos el despliegue del Empoderamiento Personal para el “Hacerse Cargo”; el Entusiasmo como emoción vital y la Alegre Perseverancia hacia metas y objetivos.

Read More

Fomentamos el trabajo en equipo

A través de nuestra Metodología Experiencial, educamos para la creación de Sinergia e Interdependencia, arraigando profundas conciencias acerca de los beneficios del Trabajo de Equipo en la acción cotidiana, propiciando además la Confianza y la Comunicación Efectiva para el Alto Desempeño.

Read More

Coaching Ejecutivo

deco-003| El coaching ejecutivo es un proceso que las empresas contemplan cada día con mayor frecuencia, pues han constatado que el incremento en el desempeño de las personas con elevadas responsabilidades aumenta el rendimiento en toda la organización. Las empresas han comprobando que las personas de su organización que han recibido coaching han valorado positivamente la experiencia, han aumentado sus capacidades de desempeño y se ha aumentado el grado de fidelización y compromiso hacia la empresa.

| Los procesos de coaching ejecutivo son particularmente claves cuando el ejecutivo se encuentra partícipe en una etapa de transición organizacional, o en la etapa de arranque de un proyecto demandante o en la implementación de una fusión, negociación sindical o plan de reestructuración organizacional, o bien en procesos de potenciación, cambio y desarrollo organizacional. Resulta imprescindible fortalecer el proceso transformacional de los líderes y cambio organizacional planeado a partir de un empoderamiento personal destinado a entregar competencias tanto actitudinales como comunicacionales al servicio de acuerdos y compromisos sustentables.

| El coaching va más allá de los programas tradicionales de desarrollo, para llegar al corazón del éxito individual. Aunque el enfoque de nuestro proceso de coaching es siempre el desarrollo relacionado con el trabajo, los asuntos personales con frecuencia entran en juego. Las inquietudes acerca del equilibrio entre el trabajo y la vida, sueños, miedos e inseguridades, la influencia continua de experiencias pasadas, intereses profundamente arraigados -todos ellos factores que pueden tener un impacto sobre el desempeño de una persona en el trabajo-. El coaching no puede separar al individuo de sus entornos personales, familiares, sociales y profesionales, sino que lo contemplan en conjunto con sus circunstancias, como un elemento único e indisoluble, ofreciendo una oportunidad de hacerse cargo de los quiebres que le rodean, ampliando así el espectro de posibilidades de acción y resolución, generando además, satisfacción y empoderamiento.

| Sin embargo, la relación de coaching es lo suficientemente sofisticada y flexible como para manejar los dilemas entre la vida personal y profesional y ayudar a los individuos a crecer aprendiendo en un contexto seguro y completamente confidencial. Un programa habitual de coaching personal tiene tres fases y dura entre 7 a 12 meses de ejecución.

| La primera fase se concentra en explorar los valores, inquietudes, imagen de sí mismo y nivel de conciencia de la persona participante. Su objetivo primordial es ayudarle a comprender sus propios roles y responsabilidades, así como también identificar sus fortalezas y abordar sus debilidades hacia el cambio deseado. En la segunda fase, el individuo y el coach definen juntos las acciones orientadas a mejorar sus conductas y concuerdan acerca de cómo se evaluará el progreso. El enfoque de esta fase consiste en practicar las nuevas conductas e integrarlas a las fortalezas existentes. La fase final arraiga las nuevas conductas a la práctica diaria del individuo y reconoce la satisfacción y empoderamiento a partir del aprendizaje constante y permanente.

| Un programa de este tipo considera, además, instancias grupales de aprendizaje, sugeridas por los coach, llamadas “sesiones de aprendizaje”, en las cuales los participantes se reunirán para conversar acerca de sus experiencias de aprendizaje, facilitando así el apoyo, empatía y compromiso grupal respecto del cambio individual. Las llamadas “sesiones de aprendizaje” serán sugeridas por los consultores y desarrolladas semanalmente, en base a guías de aprendizaje creadas por el equipo consultor para el aprendizaje individual y colectivo. Estas guías contienen actividades y tareas que permiten aprendizajes lingüísticos, emocionales y corporales al servicio de la generación de cambios efectivos y transformacionales.